Cómo contactar con influencers para que no puedan negarte una reunión

Esta es la historia de cómo conseguí cerrar reuniones con tres de los más famosos influencers del marketing online: Rand Fishkin, Pat Flynn y Neil Patel.

Una de estas reuniones acabó con una compra de más de 100.000€ en servicios a la empresa en la que trabajaba.

Pero este artículo es, sobretodo, un tutorial paso a paso sobre cómo debes contactar con influencers para cerrar reuniones de trabajo aunque tengan una agenda apretadísima y no dispongan de tiempo para ti. 

La primera pregunta que puede pasarte por la cabeza es:

¿Por qué debería yo relacionarme con influencers de mi sector?

Quítale la connotación negativa a la palabra influencer.

Los influencers no son más que líderes de opinión, personas que se han labrado una buena reputación en las redes sociales y en los blogs porque se han dedicado a compartir información de calidad sobre un tema en concreto, posicionándose a ellos mismos como expertos y consiguiendo el reconocimiento de miles de seguidores.

Rand Fishkin lleva años compartiendo sus conocimientos de SEO completamente gratis: ahora tiene 400.000 seguidores.

Rand Fishkin lleva años compartiendo sus conocimientos de SEO completamente gratis: ahora tiene 400.000 seguidores.

Hablando en plata: los influencers de tu sector son personas que ya tienen la audiencia a la que tú necesitas llegar.

Por eso hay muchas marcas invirtiendo tanto dinero en marketing de influencers.

Por ponerte un ejemplo: si fabricaras zapatillas de deporte y Messi jugara un partido con ellas, éstas se posicionarían automáticamente como unas de las mejores deportivas para jugar a fútbol, llegarías a la gran masa social gracias al aumento de visibilidad de tu marca y seguramente se dispararían tus ventas.

Evidentemente, tanto si es para promocionar un produco o para hacer contactos en el sector, no sirve cualquier influencer - yo te recomendaría:

  1. Hacer acciones sólo con los que tengan una masa social de seguidores lo más parecida posible a tu público objetivo.
  2. Deberían adaptarse a tu filosofia empresarial.
  3. Deberías ser capaz de ofrecerle un beneficio mútuo. 

Paso nº 1: Encuentra a las 20 personas más influyentes de tu sector

Si no sabes quiénes son los que lo están petando en tu ámbito, échale un vistazo a las siguientes herramientas:

  1. Buzzsumo: En la sección de "Influencers" puedes seleccionar qué profesión estás buscando (bloggers, periodistas, compañías...) y ubicación, escribe la palabra clave de tu negocio y voilà.
  2. Ninjaoutreach: Más o menos como la anterior, pero además de encontrarlos te permite crear un CRM con sus datos de contacto. Una pasada.

Si eres un vago también puedes buscar en Google "20 influencers de XXX" (cambiando las 'xxx' por tu negocio, claro - si no quieres llevarte una sorpresita con los resultados). Normalmente te aparecen listas de los personajes más conocidos :)

Paso nº 2: Crea el enfoque de tu discurso

En mi caso, yo quería contactar con ellos porque había entrado a trabajar en BigSEO para encargarme de la marca personal de Romuald Fons y queríamos que se relacionara con los más grandes, para que inmediatamente todo el mundo pensara que él está en ese nivel (que lo está, y lo estaba antes de estar al lado de ellos - Romu es un genio del marketing).

¿Alguna vez has visto un cantante amateur haciendo una colaboración con un cantante senior? De manera instantánea, piensas que el amateur ya está con los seniors. Es tan bueno que lo han aceptado en el grupo de los pros. Es algo así como "fake it until you make it".

Cuando conseguimos que Romuald fuera reconocido como un experto de marketing online en España (una exquisita estrategia de contenidos + apariciones en medios + eventos), quisimos rematar la jugada a nivel nacional poniéndole en frente de la gente más conocida del sector. 

Para ello, hicimos un listado de personas influyentes para ver quiénes estaban en la cima - entre ellos encontramos a Rand Fishkin y sus whiteboard Fridays, Neil Patel y sus artículos diarios y Pat Flynn y sus increíbles podcasts.

Yo me adentré al marketing online gracias a ellos, así que imaginad la alegría que tenía encima sólo de pensar en hablar con ellos :)

Pero, ¿cómo íbamos a hacerlo? Desarrollamos el primer pitch:

Captura de pantalla 2018-01-03 a las 15.10.40.png

Y, ¿te contestaron a ti, cariño? 

Porque a nosotros no.

Básicamente porque cometí varios errores:

  1. El e-mail no se podía escanear con la mirada: a una persona que recibe una media de 20 correos por minuto no le apetece leer algo así, una parrafada plana. 
     
  2. No estaba tan personalizado como debería: daba la impresión que podía hacer un copy paste del correo y enviárselo a otros 25 más (que es lo que había hecho, lol).
     
  3. No le ofrecíamos suficiente valor: ¿por qué debería quedar con dos españoles con peste a chorizo con la lista interminable de cosas por hacer que debe de tener?
     
  4. No nos diferenciábamos de nadie: ya sabéis que yo creo que con humor y amabilidad se consigue cualquier cosa. Si no destacas, te pierdes entre la masa, y es lo que estábamos haciendo - ahora mismo éramos concursantes de Operación Triunfo 2. 

Así que vuelta a empezar.

3. Diferénciate del resto con un factor sorpresa

Después de reeditar todo el e-mail, algo seguía sin convencerme... 

Ok, estaba escrito de puta madre, entraban ganas de conocernos y hacer una colaboración pero, ¿cómo coño íbamos a hacer que una persona que recibe tantos correos al día abriera el nuestro? ¿cómo llamamos su atención? ¿cómo hacemos que saque el tiempo de respondernos? ¿por qué no puedo dejar de hacer preguntas? ¿estáis deseando que pase al siguiente párrafo, verdad?

Para empezar, si enviábamos el correo a los mails genéricos de sus empresas, estábamos perdidos - lo leería la asistente y vete a saber qué pasaría con el mensajito. Así que utilizamos el truco que explicamos en este artículo para conseguir sus e-mails personales: cómo viajo y duermo gratis en hoteles de 5 estrellas.

Y se me ocurrió una idea loca:

Empecé a buscar en las redes sociales de los influencers dónde habían viajado ese verano.

Rand Fishkin había estado en Egipto.

Eureka.

No sabía si Rand era majo o un chupacharcos (spoiler: es un amor de persona), pero sin pedirle permiso a Romuald (para que no me despidiera), envié esto:

contactar-influencers.png

Y en cuestión de segundos, el siguiente e-mail que tenía preparado:

plantilla-influencers.jpg

A la hora tenía una respuesta en mi correo (no tengo los originales porque ya no trabajo con Romu y no tengo acceso al e-mail), era algo así como:

"Hahaha, you're crazy. Yes, I'm in." 

Lo mismo pasó con todos los demás.

Lo mejor de todo esto es que algunos de ellos inmediatamente empezaron a verme como una compañera de trabajo en lugar de un contacto más, de alguna manera les había despertado ternura/risa y acabamos siendo amigos. Todos fueron un amor y muy muy amables :)

Al cabo de unos meses:

En el canal de Romuald tenéis todas las demás entrevistas, así como clases de SEO súper bien explicadas y de calidad: RomuTV.

¡Un final feliz vamos!

¿Quieres aprender más? Échale un vistazo a nuestros retiros de 30 días de co-working para emprendedores, freelance y trabajadores en remoto. Creamos una comunidad de 25/30 personas con las que visitamos un destino (¡el próximo es Buenos Aires en abril!) y ofrecemos 3 talleres semanales con contenido de calidad.

En el próximo artículo te contamos Cómo aparecer en los medios completamente gratis.

Si no te lo quieres perder, suscríbete aquí: